Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Argentina y Venezuela pierden guerra del dolar

Mientras el resto de América Latina incrementa reservas sin parar.

 

BUENOS AIRES (INFOBAE) -- La mayoría de los países de América del Sur han conseguido un importante aumento de las reservas internacionales de sus bancos centrales en los últimos cinco años, excepto Argentina y Venezuela.

La debilidad del dólar como moneda, producto de su depreciación y de la emisión multimillonaria realizada por la Reserva Federal, han estimulado a que las economías emergentes aprovecharan para fortalecer sus reservas y así darle mayor solidez a sus sistemas financieros.
La entidad que más reservas incrementó en estos cinco años ha sido el Banco Central de Uruguay, que las triplicó, al pasar de US$ 4.121 millones a fines de 2007 a los actuales US$ 13.037 millones.
Otra muy buena tarea fue la de su homónimo peruano, que en 2007 contaba con US$ 27.720,2 millones en sus arcas, pero ahora acumula US$ 67.095 millones, una mejora de 142% para enfrentar eventuales turbulencias del mercado.
Durante el último lustro el Banco Central de Brasil, duplicó sus reservas desde US$ 180.334 millones hasta US$ 376.051 millones. También fue muy bueno el trabajo de la entidad que dirige la política monetaria chilena, donde las reservas crecieron desde US$ 17.706 millones hasta US$ 42.096 millones.
Por su parte, en Paraguay se logró un incremento desde los US$ 2.939.010 a fines de 2007 hasta los US$ 5.462.880 de dólares al 31 de diciembre de 2011, la última fecha de la que se tiene registro oficial. Mientras que en Colombia a fines de noviembre pasado, los dólares en poder del Banco Central llegaban a US$ 36.796 millones, cuando cinco años antes tenían US$ 23.214 millones y medio.