Destacan las ventajas económicas del servicio en vaquillas súper precoces

El Dr. Luciano Penteado participará como disertante en el próximo Congreso Brangus que se realizará el lunes 27 de junio en el Salón Enrique Riera de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

 

Miércoles 15 de junio del 2012

 

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- El servicio en vaquillas súper precoces, entre 14 y 15 meses, permite un aumento en la producción y en la economía del establecimiento, que puede oscilar entre un 15 a 35%, dependiendo del trabajo que se realiza en genética y nutrición, sostiene el Dr. Luciano Penteado, director de Frimasa - Tecnología para Ganadería, que participará como disertante en el próximo Congreso Brangus que se realizará el lunes 27 de junio en el Salón Enrique Riera de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

El profesional destaca que el aumento de la producción de terneros es clave para la ganadería nacional, en tiempos que se experimentó un crecimiento en los sistemas de recría y engorde. “Preñar vaquillas a los 15 meses es una gran ventaja, porque hay un mayor suministro de terneros en menos tiempo para lograr más volumen de carne, en un país que tiene el potencial de crecimiento más importante de toda Sudamérica en lo que refiere a exportación de carne”, manifestó.

PUNTOS A CONSIDERAR

El especialista aseguró que no es imposible servir hembras a los 14 o 15 meses, pero alertó que tampoco es una tarea sencilla. Dijo que hay puntos fundamentales a respetar, principalmente la genética y la nutrición: “Si no hay genética con precocidad sexual y ganancia de peso, además de una nutrición ajustada a las necesidades del proyecto, realmente es mejor no intentar implementar el servicio súper precoz. Pero si contamos con esas herramientas, es más fácil”, resaltó.
El servicio de vaquillas súper precoz, dependiendo de la cantidad de vaquillas jóvenes en relación al hato total de vientres, puede impactar positivamente entre un 15 a 35% en la productividad y en el retorno financiero del establecimiento, reiteró.
Hoy una estancia que empieza el servicio con vaquillas a los 36 meses, cuando hace la reducción a 14 o 15 meses, el incremento de productividad puede llegar a un máximo de 43%. Mientras que las estancias que sirven a los 24 meses, la baja en edad podría implicar un aumento superior al 20%”, aseguró Luciano Penteado.
Finalmente, comentó que el servicio en vaquillas súper precoz permite reducir el número de vaquillas en recría, lo que favorece a una mayor área disponible de pasturas y a la producción de más terneros. “No hay dudas que es una gran ventaja productiva y financiera”, cerró.

EL CONGRESO
Penteado vive en Londrina, Brasil, y trabaja desde hace varios años con establecimientos agropecuarios de Paraguay. El 27 de junio, en el Congreso Brangus, hablará sobre el servicio de vaquillas a los 14 meses.
Las inscripciones para el Congreso continúan abiertas y tienen un costo de 600.000 guaraníes para socios de la Brangus Paraguay y estudiantes; y de 800.000 guaraníes para no socios. Se puede acceder a financiación a través del Banco Itaú, que ofrece hasta 3 cuotas sin intereses.

El Congreso es organizado por la Asociación de Criadores de Brangus del Paraguay (ACBP).