En el 2021 hubo una alta dependencia de los principales mercados de la carne

Paraguay actualmente está fuera de los cuatro mayores compradores del producto, que son China, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur.

 

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- La dependencia de los cinco principales mercados en las exportaciones de carne bovina se incrementó en el cierre del año pasado. Según las estadísticas del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (SENACSA) en el 2021 Paraguay direccionó el 89,5% de sus embarques de carne rumbo a Chile, Rusia, Taiwán, Brasil e Israel, lo que representó 5,4 puntos porcentuales más que el nivel de dependencia del año anterior, que fue del 84,1%.

Si bien el 2021 fue un año récord en volumen de exportación de carne bovina, los envíos de carne fueron dirigidos a menos cantidad de mercados que el 2020, pasando de 49 destinos activos a 47. La alta dependencia de los principales compradores sigue siendo uno de los puntos a mejorar en la cadena exportadora de carne bovina. Paraguay actualmente está fuera de los cuatro mayores compradores del producto: China, Estados Unidos, Japón y Corea del Sur, que concentran el 61% de las importaciones globales.

Uno de los principales objetivos para este año es lograr la apertura del mercado de los Estados Unidos, que abriría la posibilidad de ingresar a otros destinos importantes como Japón, Corea, Canadá, México, y otros que permitirán tener más destinos premium para diversificar.

CIERRE DEL 2021

De acuerdo al reporte mensual de comercio exterior del servicio veterinario oficial entre enero y diciembre del 2021 se exportaron 326.698 toneladas de carne bovina a 47 diferentes mercados. Este volumen corresponde a un crecimiento del 20,4% en relación a las 271.130 toneladas embarcadas en el 2020. El comercio exterior del principal rubro ganadero generó US$ 1.598,9 millones al cierre de diciembre del 2021, evidenciando un aumento del 43,3% comparados con los US$ 1.115,5 millones generados en el 2020.

FAENA

El 2021 fue un año con números muy positivos para la cadena exportadora de productos de origen animal. Uno de los indicadores destacados fue el alto nivel de flujo de bovinos rumbo a los frigoríficos de exportación, alcanzando un récord absoluto de faena.

El año pasado las industrias cárnicas sacrificaron un total de 2.179.878 cabezas de bovinos, que corresponde a un crecimiento del 15,2% en comparación a las 1.891.477 cabezas faenadas en el 2020. Estos números señalan que en el año recientemente finalizado unas 288.401 cabezas más pasaron por los frigoríficos, lo que desencadenó en una disparada de los números de exportación de carne y otros productos pecuarios.

La fuerte demanda internacional por la carne bovina y el aumento de los precios fueron factores que impulsaron el aumento del flujo de ganado bovino hacia los frigoríficos.