La cartera de créditos del sector ganadero se multiplicó por 20 en los últimos 17 años

A medida que la ganadería fue desarrollando una importante evolución de la generación de divisas también hubo un impulso de las inversiones en infraestructura, genética y tecnología.

 

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- El significativo incremento de los ingresos del comercio exterior ganadero estuvo acompañado por las inversiones del sector. Desde el 2003 la cartera de créditos para la producción pecuaria se multiplicó por 20, que es un índice que estuvo en sintonía con el aumento de las exportaciones de carne bovina en este periodo de tiempo.
Según un informe elaborado por la Comisión de Carne de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), basados en datos del Banco Central del Paraguay (BCP), en el 2003 la cartera ganadera ascendía a unos US$ 75 millones; mientras que para el cierre del 2020 se situó en el orden los US$ 1.519 millones, que representa un crecimiento de 1925% en 17 años.
Por su parte, los ingresos por exportaciones de carne bovina pasaron de US$ 57 millones del 2003 a unos US$ 1.115 millones en el 2020, consolidando un aumento de 1856% en este periodo de tiempo.
A medida que la ganadería fue desarrollando una importante evolución de la generación de divisas también hubo un impulso de las inversiones en infraestructura, genética y tecnología. Se tuvo un gran progreso en implantación de pasturas respetando las normas ambientales, recuperación y manejo racional de pasturas que favorecen la mejor captación y almacenaje del CO2 de la atmosfera, y la incorporación de los sistemas de suplementación y confinamiento que llevaron a un mejoramiento en producción y productividad de la carne dentro de un ambiente sustentable.

 


IMPACTO ECONÓMICO
El sector agropecuario tiene un alto impacto en la economía nacional siendo el mayor proveedor de carga en Paraguay con unos 20 millones de toneladas de productos primarios y alrededor de 7 millones de productos derivados. Mueve una flota de 65 mil camiones y 3.000 barcazas en más de 30 puertos.
Los productos agropecuarios y sus derivados agro-industriales representan un 66,8% del total exportado por Paraguay y se estima que la cadena en su totalidad emplea a unas 1.500.000 personas; es decir, aproximadamente 1 de cada 4 paraguayos trabajan y viven del campo, demostrándose con estos números el alto grado de inclusión social del sector.
La industria de la carne representa entre el 15 y 20 % de los ingresos por exportaciones y emplea el 11,3 % de la fuerza laboral. Sumando los sectores de servicios y secundarios, la producción agropecuaria aporta el 35% del PIB, destaca el informe de la Comisión de Carne de la ARP.

El sector cárnico sigue trabajando en conjunto con el sector público para el desarrollo sostenible de toda la cadena de valor cárnica, debido al alto grado de madurez en la Gobernanza de ambos sistemas, éxito logrado a través de los años. Así se tienen proyectos como el de tipificación y clasificación de carcasas, de Identificación Individual de todo el hato nacional y en la apertura de nuevos mercados, teniendo en cuenta el desarrollo ambientalmente amigable, económicamente viable y socialmente responsable”, explicó el Dr. Mario Balmelli, presidente de la Comisión de Carne de la Asociación Rural del Paraguay (ARP).