Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Paraguayos cansados de la inseguridad ondearon banderas de paz en histórica marcha

La ARP sumó su voz de apoyo a la causa nacional y señaló que debe terminar de una vez por todas el castigo a los que cometen el “pecado” de ser trabajadores.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- En una convocatoria inédita e histórica, ciudadanos cansados de la inseguridad salieron a las calles este martes a reclamar paz para el campo, para que todos puedan vivir y trabajar sin más violencia ni temor.

A tempranas horas de la mañana, centenares de personas, que llegaron a sumar 5.000 según la prensa, se congregaron en la ciudad de Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro, con el único y vital objetivo de reclamar el fin del estado de terror que soporta el norte del país debido a la delincuencia organizada y el azote del ilegal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), pidiendo al Gobierno que haga el esfuerzo necesario para liberar a los 5 compatriotas secuestrados, para que retornen a sus hogares sanos y salvos.

Una delegación de directivos de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), encabezada por el presidente del gremio, Dr. Luis Villasanti, se trasladó hasta el lugar para llevar su apoyo incondicional a la medida de presión y sumarse de esta manera al clamor generalizado de los ciudadanos y productores de aquella región, que hace años viven en zozobra y no encuentran respuesta en los órganos jurisdiccionales de Estado.

En medio del dolor instalado en los corazones de los presentes, el Dr. Villasanti hizo uso de palabra y señaló con nombre y apellido a las 5 víctimas de secuestro, para quienes pidió un fuerte aplauso con el deseo de que “todos ellos escuchen el estruendo de nuestro reclamo y estén seguros de que estamos con ellos luchando por su libertad”.

“Qué emoción uno siente cuando ve tantas miles de banderas blancas, pero también esa emoción me lleva a una tristeza, porque si tenemos una bandera blanca es porque estamos solicitando la paz. Hubiera sido mejor ver esta multitud de madres y más de 5.000 personas con la bandera paraguaya tricolor diciendo que estamos en un país de paz, en un país bendito”, afirmó.

Se refirió también a los hermanos menonitas presentes, y dijo que ellos están sufriendo mucho.

“El único pecado de esta gente es haber elegido este país para vivir y trabajar; por eso les admiro querido hermanos, porque yo nací en este país pero ustedes eligieron vivir acá, por esto tenemos que respetarlos y admirarlos”, agregó.

Con relación al EPP, el Dr. Villasanti expresó que mucho se habla de ese grupo criminal, “pero yo diría que ese enemigo del pueblo paraguayo tiene un condimento político, que no podemos permitir, que esa ideología violenta atropella nuestra ciudadanía, nuestra paz, a nuestro Paraguay. El que quiere llegar al poder que busque los votos, le vamos a apoyar, sea de la ideología que fuere, pero con votos”, expresó.

Mencionó que hace tiempo se está exigiendo seguridad.

“Hace tiempo que hemos agarrado la bandera paraguaya y la bandera de la Asociación Rural del Paraguay como símbolos de la seguridad y del trabajo. La seguridad no solamente compete a un gobierno, no solo compete a los poderes del Estado ni a las Fuerzas Armadas sino también nos compete a todos nosotros. Nosotros estamos cumpliendo nuestra parte, nosotros estamos dando trabajo a la gente, nosotros ofrecemos paz, nosotros ofrecemos amor a nuestros campesinos y estamos con ellos en las buenas y en las malas, por eso estamos con todos, porque tenemos el mismo sentimiento de patriotismo”, puntualizó.

La delegación de la ARP también estuvo integrada por el Dr. Manuel Riera, Dr. Pedro Galli, Dr. Darío Baumgarten, Dr. Silfrido Baumgarten, Ing. Fidel Zavala, Ing. Ramiro Maluff, Dr. Osvaldo Osnaghi, Dr. Mario Clari, Cap. Miguel Arrechea y Dr. Werner Schoeder.

Dirigiéndose a los centenares de familias menonitas presentes, el Dr. Villasanti dijo que no se puede permitir que a un trabajador se le castigue, “por eso debemos exigir la libertad de los 5 secuestrados”.

También hicieron uso de palabra la madre del secuestrado Edelio Morínigo, un representante de la comunidad menonita, el padre de Abraham Fehr, la hija del ganadero secuestrado Félix Urbieta (Liliana Urbieta), y también el ex secuestrado Fidel Zavala.

El Ing. Zavala dijo visiblemente emocionado que hay dos maneras de hacer frente al drama de la inseguridad: “Una es quedarse de brazos cruzados y criticar, y otra es salir a marchar todos, porque este problema no es solo de San Pedro sino involucra a todo el país”.

Reconoció el gran dolor que están pasando las familias de los secuestrados, y sostuvo que “nunca vamos a tener un Paraguay diferente con gente indiferente”, tras lo cual instó al Gobierno a declarar prioridad nacional la lucha contra la inseguridad y el azote de los secuestros.