Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Positivo uso de la tecnología permite develar casos denunciados de abigeato

Los delincuentes aún no fueron atrapados, pero los intervinientes cuentan con pistas suficientes para ubicarlos, detenerlos y ponerlos en manos de la justicia, informaron agentes especiales de la Policía Nacional.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- De cuatro allanamientos realizados en la zona de Abaí (Departamento de Caazapá), por personal de la Brigada Especial Antiabigeato (BEA) y el Ministerio Público, tres fueron debidamente documentados como robo de ganado al dar positivo a las muestras respectivas levantadas en el lugar de los hechos, comparadas con animales que estaban en poder de los supuestos cuatreros.

A pesar de que los delincuentes no fueron atrapados, los intervinientes cuentan con pistas para rastrearlos, ubicarlos, detenerlos y ponerlos en manos de la justicia, afirmaron los intervinientes, quienes destacaron la positiva intervención de los agentes especiales de la Policía Nacional, con el acompañamiento de la fiscalía antiabigeato de la zona.

De acuerdo a los informes dados a conocer por la Dra. Graciela Russomando, directora del Departamento de Biología Molecular y Biotecnología del Instituto de Investigaciones en Ciencias de la Salud (IICS), dependiente de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), se trata de una intervención exitosa que mediante el uso de la tecnología ha logrado develar la procedencia de animales denunciados como robados, y colaborar de esa forma con la justicia en el caso.

La muestra M1, levantada en el lugar de los hechos, y la muestra M2, levantada del domicilio del señor Daniel Avalos Cabral, pertenecen a animales diferentes, según el documento dado a conocer por el Ministerio Público.

En contrapartida, la muestra M1, tomada en el lugar de los hechos, y la muestra M3, levantada del domicilio de la Sra. Juana Cañete, pertenecen al mismo animal.

Igualmente, la muestra M1, obtenida en el lugar de los hechos, y la muestra M4, tomada en el domicilio de la señora Cristina Cañete, corresponden a un mismo animal.

Por su parte, la muestra M1, registrada en el lugar de los hechos, y la muestra M5, recogida en el domicilio de la señora Teresa Vera, también corresponden al mismo animal, lo cual evidencia abigeato.

A partir de estas evidencias documentales, los propietarios de los vacunos perjudicados tienen los elementos probatorios necesarios para reclamar justicia en los casos respectivos.

El presidente de la Conalcart (Comisión Nacional de Lucha contra el Abigeato, el Tráfico de Rollos y Delitos Conexos), Dr. Miguel Angel Doldán, destacó el trabajo que realizan la BEA y el Ministerio Público, con el acompañamiento de la Comisión Directiva de la Asociación Rural del Paraguay, para poner freno al hurto de ganado, considerado uno de los peores azotes de los productores, entre ellos humildes familias que sufren los perjuicios de la delincuencia organizada.