Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

“La condonación disfrazada de subsidio destruye la cultura del trabajo”

Sectores que realmente trabajan dieron a conocer un comunicado y sientan postura de firme rechazo a proyecto de ley tachado de populista.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- Gremios productivos rurales, industriales, comerciales, financieros y de servicios, otros sectores de trabajo y sindicatos organizados de obreros del Paraguay, dieron a conocer un comunicado, a través del cual rechazan con firmeza un proyecto de ley surgido de intereses electorales que busca condonar, bajo la figura del subsidio, deudas millonarios de sectores vinculados con la pequeña producción.

La condonación de deudas, disfrazada eufemísticamente de subsidio, destruye la cultura del trabajo, premia la violación del principio que garantiza el cumplimiento de los contratos y castiga a quienes honran sus obligaciones, afirma el documento divulgado este lunes.

Añade que el mal llamado “subsidio” desprecia el trabajo de todos los que pagan sus impuestos, y al mismo tiempo humilla a las personas restándoles dignidad al restablecer la figura de la clientela política, lesionando los principios básicos de la democracia.

Tras sostener que la condonación o subsidio destruye la República, el comunicado señala que ambas figuras convierten la facultad legislativa en un vale todo y ensalza el populismo como herramienta de captación de votos, violando al mismo tiempo el ideal de responsabilidad y equilibrio del presupuesto nacional.

“También prueba la falta de ética de algunos miembros de la clase política, y obliga a descreer de los representantes del pueblo, hiriendo profundamente la democracia representativa”, recalca el documento sectorial.

También condena la violencia de los reclamos y la debilidad de las instituciones nacionales, a las que acusa de rendirse a los reclamos formulados con desprecio a los derechos de los demás, sentando el precedente de que la violación de la ley genera derechos.

En contrapartida al polémico proyecto de ley aprobado por la Cámara de Senadores, las fuerzas del trabajo del Paraguay aclaran que están dispuestas a discutir y apoyar soluciones a los daños reales sufridos por los pequeños productores como secuela de imponderables climáticos o de mercado, buscando instrumentos que les permitan seguir trabajando para que no sean excluidos de créditos, y también que se respete la dignidad de las personas que hayan sido auxiliadas.

Teniendo en cuenta estas justificaciones, las fuerzas del trabajo solicitan a la Cámara de Diputados que rechace el proyecto que está con media sanción, o, en su caso, que el Poder Ejecutivo declare su veto.

Firman el comunicado: Sindicatos organizados (Central Unitaria de Trabajadores CUT; Confederación General del Trabajo CGT; Sindicato de Conductores y Servicios de Alto Paraná Siconaps); Unión Industrial Paraguaya (UIP); Unión de Gremios de la Producción (UGP); Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco), Asociación Rural del Paraguay (ARP); Cámara de Anunciantes del Paraguay (CAP), y Centro de Importadores del Paraguay (CIP).

También expresan su apoyo la Federación Paraguaya de Madereros (Fepama); Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Paraguay (CNCSP); Centro de Armadores Fluviales y Marítimos (CAFM), Centro de Regulación de Normas y Estudios de Comunicación (Cerneco), Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu) y Asociación de Bancos del Paraguay.

Otras entidades que respaldan el comunicado son: Club de Ejecutivos del Paraguay; Asociación de Entidades Financieras del Paraguay (Adefi); Asociación de Ingenieros Agrónomos del Paraguay (AIAP); Cámara de Farmacias del Paraguay; Cámara Paraguaya de Transporte Internacional Terrestre (Capatit) y Cámara de Comercio Paraguay-Brasil.

El masivo respaldo a las fuerzas del trabajo incluye a la Federación de Cooperativas de la Producción (Fecoprod), Cámara de Distribuidores de Automotores y Maquinarias (Cadam); Colegio de Escribanos del Paraguay, Asociación Paraguaya de Productores y Exportadores de Pollo (APPEP) y Consorcio de Ganaderos para Experimentación Agropecuaria (CEA).

  El documento sienta postura firme de las fuerzas del trabajo .