Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Más Noticias

Jóvenes unidos en solidaridad envían miles de kilos de mercaderías y alimentos para inundados

“Hemos demostrado, una vez más, que en unidad y objetivos comunes todo se puede lograr”, destacó la Srta. Dorothea Giesbrecht, representante de los jóvenes rurales de la ARP.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- En una muestra más del espíritu solidario con los hermanos necesitados del sur, dinámicos jóvenes de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) y de la Unión Industrial Paraguaya (UIP) lograron juntar miles de kilos de ayuda, que serán distribuidas por la Secretaría de Emergencia Nacional (SEN).

Los envíos fueron exhibidos en un sector del predio de la UIP, sobre la avenida Sacramento de Asunción, donde la prensa pudo apreciar el resultado del esfuerzo conjunto.

“Escuchamos decir con frecuencia que si se quiere, se puede, y esto que estamos haciendo por nuestros compatriotas que son víctimas de las inundaciones en el sur del país es el mejor ejemplo de que si se quiere, se puede”, dijo el presidente de la UIP, Ing. Eduardo Felippo.

En similares términos se expresó el prosecretario general de la ARP, Ing. Juan Cáceres, quien participó de la entrega de los envíos en representación del gremio rural.

“De esta forma, estamos demostrando el espíritu de unidad existente entre ambos gremios, que, en casos como la cruzada de solidaridad por los damnificados del sur, puede demostrar aun más fuerza con la unión de voluntades”, apuntó el directivo rural.

La representante de la Asociación Rural de Jóvenes del Paraguay (ARJP), Srta. Dorothea Giesbrecht, destacó el esfuerzo conjunto realizado con sus pares de la UIP.

“Hemos demostrado, una vez más, que en unidad y objetivos comunes todo se puede lograr”, apuntó.

De acuerdo a los datos, los productos colectados serán enviados de inmediato a las zonas necesitadas, específicamente de los departamentos de Ñeembucú y Misiones, que ahora mismo aun reciben los kits asistenciales de la ARP enviados el pasado mes de junio.

En esa oportunidad se colectaron 20 toneladas de alimentos no perecederos, colchones, frazadas, etc., mientras 20 toneladas de forrajes fueron enviadas posteriormente para la alimentación del ganado, especialmente de zonas cubiertas por las aguas, de acceso imposible para vehículos que no sean todoterreno, tractores o carretas tiradas por caballos.