Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Destacadas

La Regional Central Chaco de la ARP tiende su mano solidaria a meritoria escuela afectada por la inundación

Directivos de la entidad rural compartieron un ameno momento con miembros de la institución, oportunidad en que entregaron gran cantidad de donaciones consistente en carne, alimentos no perecederos, medicamentos, ropas, zapatos, abrigos, juguetes, balanceados y combustible.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- Preocupados por la situación que atraviesa la Escuela Internado San Isidro Labrador, de Pozo Colorado, Chaco Paraguayo, que desde principios de mayo pasado fue alcanzada por las aguas y se vio obligada a ser evacuada por el riesgo que representa para los 277 niños que alberga, la Comisión Directiva de la Regional Central Chaco de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), asumió el problema como propio y emprendió una campaña de recolección de donaciones que no tardó en dar sus frutos.

Directivos de la Regional, encabezados por su Presidente, Dr. Daniel Prieto, se trasladaron hasta el internado para hacer entrega de la gran cantidad de donaciones recibidas y conocer en detalles otras necesidades de la institución para coordinar y concretar otras posibles ayudas.

La delegación estuvo integrada por el Ing. Martín Filártiga, Dra. Clara Goñi de Villasanti, Lic. Andrea Ferreira, Arq. Sandra Miltos, Sr. Oscar Vielman y Sra. Nelly Zaván de Ruiz, y fue recibida por el Director Académico de la Escuela, Hno. Aníbal Caballero; la Coordinadora Hna. Esther Ortiz; el Director General, Hno. José Juan; y la Coordinadora de la Fundación La Salle Paraguay, Sra. Celsa Acuña.

Los visitantes realizaron un recorrido por las dependencias de la institución, que resalta por el orden y la organización.

Durante el almuerzo de los niños, los Directivos de la Regional compartieron un ameno momento con los miembros de la institución, oportunidad en que hicieron entrega de golosinas, a más de las donaciones mencionadas, que consistieron en carne, alimentos no perecederos, medicamentos, ropas, zapatos, abrigos, juguetes, balanceados y combustible.

Gran parte de las donaciones (fideos, harina y combustible) fueron enviados días antes debido al volumen que presentaban.

La Comisión Directiva de la Asociación Rural del Paraguay (ARP) también brindó su apoyo a la campaña de la Regional Central Chaco, y en ese sentido la Dra. Clara Goñi de Villasanti hizo entrega de un bebedero eléctrico con filtro y cajas de leche larga vida.

Hizo lo propio el Presidente de la ARP, Dr. Luis Enrique Villasanti, quien de esta manera sumó su aporte donando otro bebedero eléctrico con filtro para los niños y jóvenes de la escuela.

Los anfitriones se mostraron agradecidos por la pronta respuesta y la gran cantidad de alimentos recibidos. Solicitaron además se pueda seguir trabajando con la Regional para coordinar acciones que ayuden a la sustentabilidad a largo plazo de la institución.

La Escuela Internado San Isidro Labrador, Escolar Básica N° 1552, es una obra del Vicariato Apostólico del Pilcomayo a cargo de los Hermanos La Salle y las Hermanas de San José de Cluny. Actualmente cuenta con 277 alumnos, entre niños y niñas del 1er. y 2do. Ciclo.

La institución nació con el objetivo de garantizar la educación de los niños del Chaco, hijos de empleados de estancias y de familias que no cuentan con escuelas en su zona.

En el lugar los alumnos desarrollan clases del 1er. al 9no. Grados, y realizan labores varias, a más de aprender sobre panadería e informática.

La Escuela Internado cuenta con pabellones de 1er. y 2do. Ciclo, parte escolar común, tinglado, salón multiuso, baños sexados, a más de vivienda para docentes y monjas, cuatro pabellones de dormitorios, baños y duchas para los alumnos.

El establecimiento se sostiene a través de los aportes de los padres de alumnos y donaciones de las congregaciones encargadas, mientras que el plantel docente está presupuestado por el Ministerio de Educación y Ciencias.

El Director de la institución, Sr. Aníbal Caballero, mencionó que el costo de funcionamiento del establecimiento es muy alto y no logran cubrir con los aportes mensuales, por lo que se ven obligados a recurrir a instituciones privadas y ganaderos de la zona.