Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Destacadas

Charla en ARP busca mejorar emprendimientos agropecuarios a partir de la interacción

El progreso de nuestros países debe comenzar por el intercambio de mentalidades, afirmó el presidente de la AACREA.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- Con el objetivo de impulsar el crecimiento de una metodología que apunta esencialmente a mejorar los resultados de los emprendimientos agropecuarios a partir del intercambio de conocimientos y experiencias, de forma a establecer una estrategia consolidada, se realizó el encuentro anual de asociaciones CREA de Argentina, Uruguay, Bolivia y Paraguay.

La reunión tuvo lugar en el salón de la Regional Central Chaco de la Asociación Rural del Paraguay (ARP), y contó con la presencia del presidente de la AACREA (Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola), Ing. Agr. Francisco Iguerabide, quien dio a conocer aspectos referenciales de la organización sin fines de lucro que, según dijo, propende a lograr la eficiencia productiva e inducir al cambio de mentalidad de los productores, en el sentido de aunar conocimientos y experiencias para trabajar juntos, potenciar ideas y obtener mejores resultados en los emprendimientos.

Los Grupos CREA de Paraguay fueron los anfitriones de este encuentro regional que por primera vez se realiza en el país. Marcelo Rojas Decut, Presidente del CREA Jose I. Bobadilla del Chaco Central señaló que "la metodología CREA traspasa fronteras y se potencia en ideas a nivel regional. En este sentido, el éxito del Método CREA se basa en que cada participante aporta sus conocimientos para colaborar con los demás integrantes del grupo, es decir, al capitalizar las habilidades individuales se encuentran mejores soluciones a los problemas y pueden tomarse mejores decisiones porque todos los involucrados salen enriquecidos por la experiencia compartida"

"Con esta reunión se busca fortalecer los vínculos regionales para confraternizar, compartir, aprender unos de otros, potenciar los beneficios de trabajar coordinados y buscar soluciones que permitan mejorar los resultados de las empresas agropecuarias", refirió el titular del CREA Paraguay. 

CREA es la sigla de Consorcio Regional de Experimentación Agrícola, y está integrada por productores agropecuarios conscientes de la importancia de aplicar el concepto asociativo y solidario en los emprendimientos productivos.

El paradigma surgió en Argentina hace 60 años, y con el tiempo se extendió a Uruguay, Bolivia y Paraguay, donde busca crear nuevos grupos e instalar conciencia acerca de su estrategia de crecimiento basada en la interacción cognitiva y la experiencia.

Iguerabide comentó que en Argentina se han extendido los alcances del CREA en instituciones educativas y en el funcionariado público, que comparten el proyecto en consonancia con la sensibilidad y el alcance social que ello implica.

“Tenemos también productores chicos, y estamos ayudando a formar agricultura familiar de avellanas en Georgia, para mejorar su economía de subsistencia. De hecho, CREA es un método de intercambio, donde uno aprende de lo que está compartiendo”, resumió el directivo.

“Nuestro método de aprendizaje pueden utilizar incluso los niños y está en la red. Hemos empezado antes de Internet, y estamos cambiando la manera de enfocar una empresa. Cuesta mucho cambiar, pero tenemos algo probado para ofrecer a los empresarios del futuro”, expresó Iguerabide.

Con respecto al Paraguay, dijo que el objetivo apunta a detectar oportunidades para ofrecer el “método CREA”.

Aclaró que no hay beneficios personales, y está convencido que si uno lo mira en escala más grande, “el progreso de nuestros países comienza por el intercambio de mentalidades; nos sirve a nosotros y les puede servir a otros, porque los países no pueden prosperar sin empresas, y esa mirada para la sociedad es lo que discutimos en todas partes donde nos toca estar. Son temas que hacen que la realidad cambie, y lo que más queremos transmitir es que esto se trata básicamente de un proceso de aprendizaje, con la idea de compartirla y divulgarla”.

En menos de 12 años, el CREA en Bolivia pasó de 3 grupos a 17; en Uruguay tiene una trayectoria de 50 años con 50 grupos formados, y en Argentina operan 226 grupos, formados por 1.772 socios. De esta manera, la red tiene más de 2.000 empresas agropecuarias sustentadas por una red de técnicos, que son fundamentales en el proceso al facilitar el aprendizaje.

“El beneficio se mide a través de indicadores directos; la manera de aprender se ve en la velocidad de innovación”, puntualizó el Ing. Iguerabide.