Asociación Rural del Paraguay

El porvenir de la patria está en el campo

Noticias Institucionales

ARP se mantiene alerta en defensa de la propiedad privada, la paz y el trabajo

Directivo rural pidió que se respete el Estado de Derecho y aseguró que hacen el esfuerzo para trabajar con tranquilidad.

MARIANO ROQUE ALONSO, (ARP)-- La Asociación Rural del Paraguay (ARP) inicia el año con renovadas fuerzas para encarar de frente los desafíos en puerta, entre ellos la defensa irrestricta y sin condicionamientos de la propiedad privada, como garantía de paz y de trabajo para todos los paraguayos en general, y los asociados en particular.

“Nuestro eslogan, consecuente con el espíritu gremial, es contundente e invariable: Respeto a la propiedad privada”, afirmó el directivo rural, Dr. Diego Torales.

A partir de su cargo de presidente de la Comisión de Defensa de la Propiedad Privada, de la ARP, el Dr. Torales concentra sobre la oficina a su cargo las denuncias y reportes de invasiones en cualquier lugar del país, no solo de asociados involucrados sino de productores en general perjudicados en sus actividades.

“Siempre pregonamos que se respete el Estado de Derecho. Hacemos el esfuerzo necesario para que todos los paraguayos puedan trabajar con tranquilidad, dentro de las actividades productivas a las que se dedican”, afirmó.

Recalcó que la ARP busca la defensa de los derechos del productor dentro de los parámetros estrictamente legales.

“Jamás hemos salido a defender a los que están al margen de la legalidad. Lo único que pedimos, como ciudadanos de ley, es el respeto irrestricto a las normas”, apuntó.

El Dr. Torales recordó que está consagrado en la Constitución Nacional el derecho a la propiedad privada, pero sin embargo hay sectores - incluso de la Iglesia- que atacan sistemáticamente los derechos ajenos.

Citó como ejemplo la cruzada protagonizada por ciertos grupos de la izquierda, “que ni siquiera aluden al término ‘propiedad privada’ sino la llaman ‘derecho a la propiedad comunitaria’, dejando de ese modo sin efecto, sin existencia ni personería alguna el Estado de Derecho”.

En contrapartida, el directivo rural aclaró que “nosotros, como Rural, defendemos uno de los pilares del principio de la producción, como es el respeto irrestricto de la propiedad privada, y ello conlleva al respecto irrestricto de las leyes”.

“Entonces –añadió- la ARP tiene siempre una posición muy clara sobre todo esto: Queremos progresar, y queremos que todos progresen, todos los paraguayos, sin distinción alguna, pero haciendo hincapié en que tenemos que trabajar todos, y respetando los derechos de todos por igual”.

Recordó que la Rural siempre ha hecho un trabajo gremial interesante en defensa de sus consocios y no socios, sobre la base del respeto a las leyes.

“Nunca hemos salido ni saldremos a defender a los que violan la ley y a aquellos cuyo comportamiento en sociedad no se amolda a los parámetros estrictamente legales”, puntualizó.